Así lo han explicado los responsables del Hospital de Manacor durante la visita..
60 pacientes con algún trastorno mental grave se podrán beneficiar del programa: Atención comunitaria de toda la comarca de Llevant
Unos sesenta pacientes con algún trastorno mental grave de la comarca de Llevant se podrán beneficiar de la puesta en marcha del Equipo de Seguimiento Asertivo Comunitario (ESAC) del Hospital de Manacor.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 05/06/2017 - 12:52:35
De esta manera se evitan las consecuencias del estigma, del rechazo, de la marginación y de la exclusión social, que tradicionalmente han sido señalados como los principales factores.

El Equipo de Seguimiento Asertivo Comunitario está integrado por un psiquiatra, una enfermera especialista, un terapeuta ocupacional y una trabajadora social. Unos sesenta pacientes con algún trastorno mental grave se podrán beneficiar del programa de atención comunitaria de la comarca de Llevant. La consejera de Salud ha visitado al equipo, que contribuirá a reducir ingresos hospitalarios y mejorará la calidad de vida de los usuarios.

Unos sesenta pacientes con algún trastorno mental grave de la comarca de Llevant se podrán beneficiar de la puesta en marcha del Equipo de Seguimiento Asertivo Comunitario (ESAC) del Hospital de Manacor, que les proporcionará una atención multidisciplinaria, integral, individualizada y flexible en su entorno vital habitual. El equipo, que podrá atender a domicilio, está integrado por un psiquiatra, una enfermera especialista en salud mental, un terapeuta ocupacional y una trabajadora social.

El equipo se coordina con los diferentes niveles asistenciales y sociosanitarios con el fin de ofrecer una atención próxima y responder a las necesidades de cada paciente y de su familia...

Así lo han explicado los responsables del Hospital de Manacor durante la visita de la consejera de Salud, Patricia Gómez; del director general del Servicio de Salud, Juli Fuster, y del coordinador autonómico de Salud Mental, Oriol Lafau, que han sido acompañados por la directora gerente del centro hospitalario, Catalina Vadell, y de la jefa del Servicio de Psiquiatría, Rosa Molina. El ESAC, que depende del Servicio de Psiquiatría y está en funcionamiento desde el mes de marzo, tiene el objetivo de mantener un contacto regular con los pacientes y conocer su situación clínica para intentar garantizar una continuidad adecuada de los cuidados. El equipo se coordina con los diferentes niveles asistenciales y sociosanitarios con el fin de ofrecer una atención próxima y responder a las necesidades de cada paciente y de su familia por medio de intervenciones domiciliarias, para lo cual dispone de un vehículo propio.

Este tipo de atención comunitaria en materia de salud mental es especialmente útil para los pacientes que han dejado de acudir a los servicios asistenciales ambulatorios de salud mental o que están en riesgo de desvincularse, ya que contribuye a reducir el número de ingresos hospitalarios y mejora la calidad de vida de los pacientes y de sus familias. Se calcula que en el sector de Manacor hay más de diecisiete mil personas mayores de 15 años, de las cuales trescientas sufren algún trastorno mental grave. De este grupo, se considera que entre 55 y 60 personas son tributarias de ser atendidas por el ESAC. De momento, ya atiende a 14.

Evitar el rechazo y el estigma. El tratamiento asertivo comunitario se define como un servicio de atención integral que un equipo multidisciplinario presta a la comunidad para el tratamiento, el apoyo y la rehabilitación de pacientes con alguna enfermedad mental grave que no mantienen un contacto regular con los servicios de psiquiatría ordinarios. Se basa en mantenerlos en contacto con los servicios asistenciales, lo que permite reducir el número de hospitalizaciones y mejorar la evolución de los pacientes, especialmente su funcionamiento social y calidad de vida. De esta manera se evitan las consecuencias del estigma, del rechazo, de la marginación y de la exclusión social, que tradicionalmente han sido señalados como los principales factores de riesgo asociados a las recaídas y al sufrimiento añadido a las vidas de estas personas.

Así pues, el lugar de atención es la comunidad y el objetivo es preparar al paciente para que viva en su entorno natural, que participe igual que el resto y que utilice recursos normalizados en la medida de lo posible. La relación del ESAC con los pacientes debe ser asertiva: es decir, no se espera que el paciente la solicite, sino que es el propio equipo quien se la ofrece e intenta persuadir al paciente de que su calidad de vida puede mejorar.

El equipo ofrece atención individualizada, consensuada y negociada con el paciente y su entorno familiar o de cuidados para frenar los procesos de cronicidad, deterioro y abandono. Además, los profesionales se adaptan al estilo de vida del paciente, a sus ritmos individuales y a su contexto cultural. Por otra parte, también ofrece apoyo y asesoramiento a sus cuidadores (generalmente su familia).

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado